Komentarios

  • Home
  • /
  • Conciertos
  • /
  • Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe

Imborrable la noche en que retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe para recibir a los suecos y su grandísimo recital acompañados por Hardreams, unos teloneros excelentes. Curioso el fenómeno de mezcla y nexo entre un par de generaciones, una dispuesta a experimentar aquello que les sonaba a antiguas leyendas y otra a rememorar estas antiguas leyendas y mostrar que ellos, hace tiempo, también fueron roqueros.

Puntuales empezaron los barceloneses a mostrar su hard rock puro pero tímidas fueron las respuestas del público que aunque instigados por el “frontman” se mostró, de momento poco participativo. Hardreams se presentó para mostrar que siguen activos con el lanzamiento de su nuevo álbum “Unbroken promises”. Excelentes músicos que siguen montados en un tren cuyo género ya no llena sus vagones. Fidelidad a los dictámenes del rock duro. Quisieron demostrar que siguen en forma utilizando recetas de otrora con un grato sabor a rock duro aliñado con una buena dosis de Riffs. El público despertó y respondió. Y cómo no, la balada “It’s Only Love” recompensada con vítores al teclista por la entrada. Rápidos los tres último temas donde el binomio público-grupo se creó y agradecidos unos y otros se despidieron.

Cambio de grupo y tiempo libre antes de la cita, algunos a fumar, otros a comentar otros a avituallarse para el envite. Muy variopinto el público asistente en lo que atuendo se refiere donde algunos mostraban viejas ropas rescatadas del fondo del baúl, donde los estampados hacían referencia a giras de Europe de los 80.

Con una espera extra de 25 minutos, empezó el concierto. En tono rancio me pongo ahora porque toca hablar de un “mal” que crece y que vaticino, generará problemas, los móviles. Inmortalizar el momento, por supuesto, filmar mientras tu cuerpo salta, poco útil y además violando derechos de imagen. ¿Porqué obstruir el campo de visión de tu vecino si quizás no sirva lo que estés grabando?

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de EuropeLuces fueras, sonidos pregrabados, humos que espesaban el escenario y salieron entre gritos y alaridos del público para, sin vacilar, ofrecernos “Riches to Rags”. Dinámico saltó Joey Tempest con sus característicos contoneos y bailes con su pareja, el pie del micrófono. Éste, aunque protagonista, fue ayudado por un conjunto de factores que agrandaron la mesura del espectáculo. Un sonido excelente del Sant Jordi Club donde el vertido de decibelios se ofrecía suave y bien frecuenciado a nuestros tímpanos y, cómo no sólo de audio vive el músico, el grandísimo juego de luces acompasaron a los artistas desde los rápidos ritmos hasta los momentos más íntimos, haciendo que el órgano ocular trabajase duro para equipararse a la eximia interpretación del sonido.

“Firebox” de su último trabajo reveló que venía la primera de las esperadas, “Superstitious” y el Sant Jordi empezó a saltar y corear. Es muy gratificante ver que en sólo 10 minutos de concierto y el tercer tema, el público queda entregado, sobre todo si la tarima bajo tus pies tiembla debido a los saltos de los cómplices de Europe. Casi sin notarlo estrofas del “No Woman no Cry” de Bob Marley se intercalaron en la canción. Raudo y con las revoluciones aumentando llegó “Scream Of Anger” donde las notas de las partituras cambiaron de enteras a semicorcheas.

Os imagináis hacer vuestro trabajo o tarea de forma magistral, levantando la mirada y mirar para otro lado, pues como lo describo lo hacía John Norum. Fácil, bonito, agradable, acariciando el mástil y como tal fue presentado, como un Guitar Hero. Atónitos asistíamos a un manantial de sonidos frescos y agradables agrandados por un sutil juego de luces que aumentaba él fenómeno. Sería muy atrevido decir, con lo que quedaba aun, que con el solo ya estaba satisfecho con el devenir del concierto. Se sucedían los temas y la guitarra seguía compactándolo todo con una homogénea envoltura.

Con “Girls from Lebanon” y “No Stone Unturned”, Joey mostró que sigue atesorando una clara, nítida y excelente voz. Entre canción y canción, viajes con una alfombra mágica tejida con sonidos procedentes de la guitarra y teclados.

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de EuropeEl cantante se atavió con la guitarra acústica para interpretar “New Love in Town”, suave y tierno el primer conato de balada para acelerar de nuevo con “Stormwind” cantada y coreada. “Clap”, “Clap” y más “Clap” fue la respuesta del público agradecido. Seguro que más de uno recordó porque escuchaba una y otra vez los casetes de Europe. Vuelta a estilos más hardrock con “Wasted Time” y guitarra y más guitarra poniendo cerecitas al pastel.

“Demon head” y las agitaciones de cabeza dieron paso a una de las cadenas de notas de teclados más esperadas, “Carrie”. Alfombra roja para la Balada del género. Tiernos, muy tiernos nos quedamos donde tanta hermandad se expresaba extrañamente con las grabaciones en video con el móvil, en vez de sacar lo mecheros y mecer las llamas al tempo marcado por el ritmo como antaño se hacía. Al final, amigos, enemigos, parejas, conocidos y extraños, engarzados por los hombros se contornearon al ritmo de la canción entontando el “ohohohooo”. Cincelado quedará en la memoria de muchos, servidor incluido, el momento en que Barcelona cantaba “Carrie”.

Aterrizando de nuevo con “Enemy” y el descano, excepto para el batería Ian Haugland quien puso la percusión de la pieza clásica “La Obertura de Guillermo Tell” del compositor Rossini que animaba mientras el resto agarraba aire para la segunda mitad.

“Let the good time” permitió que estos buenos tiempos fuesen evocados donde en ningún momento se añoró lo que fueron, porque el pasado se hizo presente. La bestia rompió sus cadenas con una métrica que ya no paró hasta el final y con “Beast” rugieron de forma agresiva para enlazar el último sprint.

La palabra más usada en esta crónica es guitarra, pero por méritos propios ya que, junto a Tempest, Norum fue el coprotagonista del espectáculo. La dura, arenisca y rocosa “Dance the Night Away” agitó al público como un tornado agita las ventanas con el “dive” más subido de lo normal.

La segunda joya, “Rock the Night”, tuvo el efecto deseado por la banda ya que la sala tembló de nuevo y los cánticos se sucedían por la pregunta: ”What do you want?”, “Rock the Night” fue la respuesta unánime. “Last Look at Eden”, el vergel donde nos encontrábamos desde que empezó el espectáculo y esperando la cuenta atrás.

Y llegó para enloquecimiento de todos incrementando los indicadores de felicidad de los dos tercios de capacidad de la sala hasta límites nunca antes vistos, “Final Countdown” fue la más gritada porque con este elixir hecho canción que a todos embrujó se despidieron los inmensos Europe.

Retronó el Sant Jordi Club de Barcelona en el concierto de Europe

Qué grato es asistir a un concierto donde la gente se siente inmensamente feliz, una satisfacción que se contagia y se transmite con sólo mirar las caras cómplices de la generalizada percepción. Dudas había por el concierto, sobre todo por la cercanía de la reciente visita a Barcelona. Europe hizo de Europe y obsequiaron con lo que se sienten más confortables a los que le acompañaron en sus épocas gloriosas. Sin inventos siguen concibiendo la música como ellos aprendieron y sin necesidad de desviarse por adaptaciones innecesarias. Gracias a ellos “Rock the Night” con la idealizada “Carrie” se relevaban para aparecer en mi cabeza, incluso horas después de la finalización.

Agradecemos a la promotora Rock n Rock el acceso a la sala.

( Texto: Miquel Raga. Fotos cedidas por: Robert Uribe RDR-Photodesign )


Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1