Komentarios

  • Home
  • /
  • Crónicas
  • /
  • Crónica de THE QUIREBOYS + ROCK GODDESS + THE GOLDEN GRAHAMS en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona

Crónica de THE QUIREBOYS + ROCK GODDESS + THE GOLDEN GRAHAMS en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona

Crónica de THE QUIREBOYS + ROCK GODDESS + THE GOLDEN GRAHAMS en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona

18

THE QUIREBOYS – ROCK GODDESS – THE GOLDEN GRAHAMS.  10/06/2016.  SALA RAZZMATAZZ 2.

Gracias a la iniciativa de Robert Mills, o lo que es lo mismo RM Concert Promotions, y formando parte del Vilanova Classic Rock Summer Party Festival de este año 2016 reaparecían en Barcelona, en la sala Razzmatazz 2, The Quireboys, Rock Goddess y Golden Grahams en un triple cartel a priori más que apetecible.

Era la tercera ocasión en poco más de un año, sin tener en cuenta la decepcionante visita que gracias al lamentable estado de Guy Bailey, guitarra en el primer disco de la banda, Spike realizara en la gira conjunta con su colega de correrías Tyla el mes de noviembre pasado, que nuestros queridos y estimados The Quireboys tienen a bien y estiman oportuno recalar por estas tierras para de nuevo ofrecernos, como siempre garantizan y acostumbran a hacerlo, otro un mágico e impresionante master de Rock and Roll.

Se nota que a Mr. Jonathan Gray, nombre real de Spike, le gusta nuestro país…..además de nuestros caldos y cervezas.

Pero esta vez, al menos en mi caso, el principal reclamo para asistir de nuevo a verles no era la actuación que ellos protagonizarían, ni el más que asegurado show que los locales The Golden Grahams también tienen por costumbre ofrecernos, era la más que atractiva presencia de las británicas Rock Goddess en el cartel de esta velada la que provocaba mis más encendidas pasiones y anhelos.

10

Después de no haber podido presenciar su actuación en la visita que nos hicieron en abril del año pasado y no habiéndolas visto nunca encima de un escenario, esta era otra de las espinitas que debían ser arrancadas cuanto antes de mi rockero pero ya frágil y castigado corazoncito.

Pero vamos hablar un poco de las tres bandas que componían la propuesta para esta primera cita del Vilanova Classic Rock Summer Party Festival y de lo que dieron de sí sus actuaciones.

Los catalanes, ya habituales de nuestros escenarios abriendo para un sin fin de afamadas bandas, liderados por el histriónico Brian Nonell completan a día de hoy su formación, ahora en formato de trío, con Eddy Ray a la voz y bajo y Gerard Halfville a la batería.

1

Formados en el año 2008 cuando sus componentes contaban tan sólo con 15 años pero curtidos en mil y una batallas a lo largo y ancho de toda la geografía nacional, The Golden Grahams han sabido abrirse camino en este difícil negocio de la música gracias a tres cualidades que resultan infalibles a la hora de alcanzar ese soñado y anhelado éxito que toda formación quiere alcanzar: Un inquebrantable empeño y tesón, unas cualidades y técnica que justifiquen tu propuesta, y, por supuesto y para finalizar, una actitud que en todo momento deje patente y bien a las claras tus objetivos.

Con un disco en el mercado, “Deer Avenue” de 2014, y un sin fin de elogios recibidos gracias a sus potentes directos, la extravagante y personal puesta en escena y forma de entender la música de su líder absoluto, el señor Brian Nonell Jagger, hace que The Golden Grahams sea un grupo de extremos, o los amas o no te gustan, pero nadie es capaz de mostrar indiferencia en una de sus actuaciones.

5

Y en esta primera entrega del triple concierto de hoy todas estas palabras quedan más que justificadas y ratificadas.

Salieron desde el segundo uno a darlo todo, como siempre es habitual en ellos, pero esta vez, no se si son apreciaciones mías o realmente compartirán mi opinión, parece que el bueno de Brian se mostraba más comedido y menos hiperactivo que otras veces.

Por supuesto que no faltaron su ya clásico acercamiento al público en una de sus acostumbradas “huidas” del escenario y toda la extensa y variada amalgama de gestos y muecas que le hacen ser tan personal y sui generis, pero en esta ocasión me pareció que todo encajaba a la perfección con la actitud y comportamiento del resto de componentes del grupo y no se reducía todo a un monólogo o exhibición por parte de su carismático líder.

3

Repasando su único disco, The Golden Grahams, a los que parece sentarles de maravilla este nueva etapa con tan sólo tres componentes sobre las tablas, en su corta actuación dieron todo un recital de cómo se deben poner en escena unas canciones que ya de por si rezuman Rock and Roll por todos sus poros.

Lástima que la entrada, que no alcanzaba a llenar aproximadamente medio aforo debido en gran medida a lo temprano de los horarios, no fuera todo lo generosa que se merecían.

Excelentes !!!

2

En segundo lugar estaba prevista la esperada actuación de Rock Goddess.

Las británicas son una banda formada en Wandsworth, South London, en el año 1978, por las hermanas Jody, guitarra, y Julie Turner, batería, de 9 y 11 años, con la ayuda de Tracey Lamb, bajo, amiga del colegio donde cursaban sus estudios.

Que precocidad, Dios mÍo !!!

7

En este país, salvo “raras” excepciones, en aquellos ya lejanos tiempos de importantes cambios político-económico-social y culturales tras cuarenta años de dictadura y de la lógica y consiguiente apertura al mundo real, a esa edad prácticamente lo único que sabíamos de música era tocar el “Frère Jacques” con la flauta en el colegio !!!

Anécdotas aparte, si algo diferenciaba a Rock Goddess de casi todo el resto de bandas que integraban ese fenómeno musical donde fueron incluidas, el llamado NWOBHM, New Wave of British Heavy Metal, era que sus componentes, al igual que sucedía con sus colegas de Girlschool, eran sólo del sexo femenino.

8

Aunque siempre a la sombra de éstas, su fama se debe en gran medida a  sus enormes directos, como el que realizaran en el famoso festival de Reading y que a la postre sirvió para abrirles las puertas a una corta pero suficiente carrera discográfica, “Rock Goddess” (1983), “Hell Hath No Fury” (1984) y “Young And Free” (1987), y sin duda a éstos deben agradecer que desde haga mucho tiempo Rock Goddess gocen del honor y el privilegio de haber sido consideras por muchos grupo de culto.

6

Reformadas de nuevo en formato de trío y con la formación original, en diferentes ocasiones la formación tubo momentáneamente cuatro componentes, tras desaparecer primero en 1987 y, tras un nuevo intento de volver a la palestra y volver a separarse en 1995, Rock Goddess vuelven entre nosotros.

Esperemos que, esta vez, para quedarse definitivamente.

11

Puntuales a la hora de hacer acto de presencia y saltar sobre el escenario, Rock Goddess, como sus antecesores, quisieron dejar bien claro desde el primer tema que su éxito no ha tenido lugar simplemente por ser tres caras bonitas o haya sido fruto de la casualidad, lo suyo es mucho más que todo eso, son Heavy Metal en estado puro.

Aunque quizás demasiado alejadas entre sí y al contrario de lo que sucedió con sus predecesores, que se bastan sobradamente para que parezca pequeño el más grande de los escenarios, la distancia que separaba a Jody de Tracey, ubicadas cada una a un lado del escenario, parecía un obstáculo insalvable para que el desarrollo de su actuación tuviese un feliz y conveniente desenlace.

12

Pero las de Londres, todavía con una sala no todo lo abarrotada como la ocasión requería, supieron en todo momento ganarse a un público, que imagino como yo, venia ya predispuesto a disfrutar de su show.

Repasaron todo lo más granado de su discografía pero sin lugar a dudas fueron los temas más antiguos y conocidos del trío los que acabaron de decantar la balanza para que su también corta descarga lograse la aceptación merecida.

A poco que se lo propongan, si son capaces de ahuyentar definitivamente los fantasmas de los conflictos internos, tienen un largo, resplandeciente y asegurado futuro.

13

Y le tocaba el turno a los maravillosos The Quireboys.

Podríamos estar hablando de ellos largo y tendido, pero creo que es innecesario, todos les conocemos más que de sobras tras 32 años en el candelero.

Se formaron en el año 1984, y a pesar de que nunca hayan hecho demasiado ruido ni despertado masivas pasiones, doce discos de una sin par coherencia y sus directos, no olvidemos que éstos son sin duda alguna uno de los puntos y platos fuertes de la banda, avalan una más que sólida trayectoria en la que es difícil destacar algún aspecto en concreto, exceptuando el boom que supuso su primer lanzamiento “A Bit of What You Fancy” de 1990 y, por supuesto, el carisma y la personalidad de su frontman, el señor Spike.

20

The Quireboys son un dechado de virtudes y un modelo a seguir para todas aquellas formaciones noveles que quieran llegar a ser algo en este feroz y difícil mundo de la música y más concretamente del Rock & Roll.

Con sus lógicas particularidades o singularidades, salvando las distancias y haciendo caso omiso a aquello que dice que las comparaciones son odiosas, la banda de Spike son un valor seguro, como cuando hablamos de figuras tan renombradas como pueden ser The Rolling Stones o Bruce Springsteen.

18

Aún habiéndoles visto ya en más de siete ocasiones a lo largo de toda su carrera, aún permanecen grabadas en letras de oro en mi memoria las actuaciones que perpetraron en la gira de presentación de su primer disco y la no menos apoteósica del Calella Rock Fest del año pasado, creo que uno nunca puede cansarse y dejar de pasarlo bien, por más veces que vengan a visitarnos, cuando asistimos a sus shows.

Con unos músicos de tan alto nivel y solvencia y un líder de la talla, el carisma y la profesionalidad de Spike, sus excesos y adicciones por mucho que pase el tiempo parecen no hacer mella y pasarle factura, la fiesta esta asegurada en cada una de sus descargas.

21

Y esta última descarga programada para la noche del viernes, la cual lamentablemente no pude terminar de ver por exigencias de un guión cuajado de compromisos laborales, no fue ninguna rara excepción.

En lo que ya era la segunda de las citas con el Vilanova Classic Rock Summer Party Festival de este año y con una sala Razzmatazz que ya presentaba un bastante mejor aspecto en cuanto a asistencia se refiere, las huestes del señor Spike lograron de nuevo convencer con su simple pero atractiva propuesta.

16

Como dice la canción de, otra vez, The Rolling Stones: It’s Only Rock and Roll, but…… We like it.

Con Guy Griffin y Paul Guerin, que forman un tándem insuperable a las guitarras, la más que destacable aportación de Keith Weir a los teclados y una base rítmica que cumple sobradamente con su misión, con Dave McCluskev a la batería y Nick Mailing al bajo, The Quireboys no tienen problema alguno en poner patas arriba cualquier sala donde toquen y dejar al respetable con el mejor sabor de boca posible tras uno de sus shows.

15

Y es que con canciones como “Seven O’Clock”, “Sex Party”, “Hey You”, “I Don’t Love You Anymore” o “Mona Lisa Smiled”, entre muchas otras, es muy difícil no salir victorioso de cualquier envite.

A pesar de haber perdido con los años la capacidad de sorprender, yo a veces me atrevo a echar un tanto en falta alguna dosis de innovación en sus directos, Spike y Cia saben muy bien lo que se hacen y lo que tienen entre manos.

Larga vida al Rock & Roll y a The Quireboys !!!

17

Texto y Fotos: Jose A. Serrano

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1