Komentarios

  • Home
  • /
  • Crónicas
  • /
  • Crónica de SHEMEKIA COPELAND en el Marula Café de Barcelona

Crónica de SHEMEKIA COPELAND en el Marula Café de Barcelona

Crónica de SHEMEKIA COPELAND en el Marula Café de Barcelona

2

SHEMEKIA COPELAND.  10/07/2016.  MARULA CAFÉ.

The Queen of Blues !!!

Shemekia nació un 10 de abril de 1979 en Harlem, el barrio negro de Manhattan, Nueva York, Norteamérica, y es hija del afamado y ya malogradamente desaparecido cantante y guitarrista tejano de blues Johnny Copeland.

Dueña y marcada por una carrera de lo más precoz, gracias a la influencia de su padre debutó actuando junto a él cuando tan sólo contaba con diez años en el mítico e histórico Cotton Club.

Si, si, el Cotton Club !, ese archiconocido y famoso club, fundado en 1920 en Harlem, que tanta relevancia tuvo en los controvertidos años de la “Ley Seca”, tanto por la música que en él se pudo disfrutar, como por otros aspectos ya de caracteres más extramusicales, léase gángsters, contrabando y demás fechorías típicas de la época.

8

Si hasta se ha hecho merecedor de una más que recomendable y fantástica película, dirigida por el galardonado Francis Ford Coppola y magistralmente interpretada por Richard Gere, Diane Lane, Gregory Hines, Bob Hoskins, Nicolas Cage y Laurence Fishburne.

Sinceramente, si tienen la oportunidad, no se la pierdan, el papel de la bellísima y sensual Diane Lane, actriz por la que tengo que reconocer que siento una especial debilidad, aunque corto, es espectacular.

4

Nunca estará suficientemente valorada la importancia y lo que ha significado este local, además de para la música y los efervescentes artistas de color de aquellos convulsos entonces, para el avance y el progreso de una sociedad donde la discriminación y la segregación racial eran el pan nuestro de cada día.

Que tiempos aquellos !

Cuanto me hubiera gustado nacer antes para haber podido disfrutar en y con ellos !!!

12

En fin, tampoco creo que sea para quejarse demasiado de los que nos han tocado vivir.

Pero sigamos hablando de la enorme Shemekia Copeland, y digo enorme en todos los sentidos y en la acepción más amplia de esta palabra.

Su trayectoria pareció tomar impulso cuando desgraciadamente, con dieciséis años, se vio obligada a ayudar a su padre Johnny, abriendo para él sus shows, al ser éste victima de los estragos y el declive que estaba infligiendo en su persona la enfermedad cardiaco degenerativa que padecía.

10

Poseedora de una voz potente, prodigiosa y llena de matices, hay que ver lo arbitrarios que pueden llegar a ser los designios de una madre naturaleza capaz de obsequiar con tales dones a la hija de un guitarrista ya tocado por la varita mágica de la excelencia, sus registros parecían haber sido especialmente agraciados para la interpretar y perpetuar la música que siempre habían practicado sus ancestros, el Blues.

En 1998, ya con su padre fallecido, lanzó su primer trabajo, el excelente “Turn The Heat Up !”, como no, con el sello por antonomasia del Blues, Alligator Records, pero será su segundo álbum, “Wicked”, publicado en el año 2000, y más concretamente la canción “If He Moves His Lips”, donde protagoniza un dueto con su idolatrada Ruth Brow, el artífice para que su carrera logre definitivamente despegar llegando a lograr incluso ganar tres premios de Música Blues.

15

A partir de aquí su carrera, impoluta e irreprochable donde las haya y siempre a caballo del Blues, pero también del Soul, del R & B, del Gospel, o hasta incluso del Country, no ha hecho más que crecer y crecer justificando más que sobradamente los numerosos galardones recibidos gracias a discos tan impresionantes como “Talking To Strangers” del 2002, “The Soul Truth” de 2005, “Never Going Back” del 2009, “Shemekia Copeland – Deluxe Edition” de 2011 y “33 1/3” en 2012.

9

Colaboraciones con B. B. King, Eric Clapton, Buddy Guy o Bonnie Raitt y haber sido elegida para telonear a The Rolling Stones son, además de un premio, el reconocimiento y una clara muestra más que indicativa de su valía y buen hacer a lo largo de los años.

Lamentablemente los lentos reflejos del conservador y anquilosado negocio musical siempre siguen dando fehacientes muestras de su buen estado de forma.

11

Como dato anecdótico podríamos reseñar y destacar, ya que a buen seguro ha sido una de las jornadas más felices de toda su vida, la fecha del doce de junio de 2011, día en el que, en el Chicago Blues Festival, tuvo el honor de ser distinguida como la nueva “Reina del Blues”, al heredar la corona que hasta ahora había ostentado la inigualable e inimitable Koko Taylor, recibiéndola de manos de su propia hija, Cookie Taylor.

En mi opinión, oficializar ese ineludible título, fue tan sólo una sutil pero tardía forma de dar la razón a esa gran y enorme mayoría que ya habíamos tenido a bien hacerla merecedora de tal apodo con anterioridad y mucho más anticipadamente.

1

De nuevo grabando para Alligator, tras dos discos en Telarc Records, su último “Outskirts fo Love”, del año 2015 y cuyos dos tercios son covers de famosas canciones, es ostensiblemente diferente a su anterior producción pues lejos de asemejar ese tan acostumbrado tributo a artistas que han marcado toda una vida, más bien parece toda una declaración de intenciones de cara al futuro más inminente.

Canciones como “I Feel a Sin Coming On” de Solomon Burke, “Long As I Can See The Light” de Creedence Clearwater Revival o “Jesus Just Left Chicago” de ZZ Top, creo que suponen un nuevo enfoque o punto de vista en la música de Shemekia, ampliando unos horizontes posiblemente un tanto predecibles con una clara apertura y apuesta hacia sonidos, aunque también clásicos, más innovadores y rompedores.

7

Veremos si el futuro refrenda éstas mis palabras o si “Outskirts fo Love” solamente significa un breve paréntesis en la hasta ahora más que coherente carrera de una versátil artista a todas luces nacida del y para el mejor Blues y Soul.

Para esta actuación en tierras catalanas y para esta gira europea Shemekia se hace acompañar en sus actuaciones por Arthur Neilson y Ken “Willie” Scandlyn a las guitarras, Kevin Jenkins al bajo y Robin Gould III a la batería.

Y no cabe duda de que la elección de estos músicos, de reconocido prestigio en el ámbito de la música Blues, ha sido del todo acertada, sin hacer alarde de virtuosismos gratuitos e inútiles aspavientos que de cara a la galería puedan hacer ensombrecer la labor de su líder, todos los componentes de la formación cumplen a la perfección con sus tareas arropando a la voz de Shemekia de manera más que satisfactoria.

16

Con cierto retraso sobre el horario previsto, al parecer los organizadores estimaron oportuno que la actuación comenzará más tarde esperando que el público acabara de llenar la pequeña sala del Marula Café, saltaba la banda al escenario para interpretar el tema “Outskirts fo Love” de su última obra de homónimo nombre.

Con ciertas dificultades para encontrar un emplazamiento mínimamente adecuado para realizar las fotografías, hay que reconocer que las dimensiones y la distribución de la sala no es la propicia para estos menesteres, y con una iluminación bastante poco habitual para este tipo de eventos, daba comienzo lo que iba a ser hora y media aproximadamente de una actuación que, repasando todos sus temas más exitosos pero dando prioridad a su trabajo más reciente, a mi personalmente, no terminó de convencerme.

5

Y no es que el concierto no estuviera bien, ni que Shemekia no estuviera a la altura de las circunstancias o que el repertorio o setlist utilizado no fuera el conveniente, simplemente creo, desde mi humilde punto de vista, que la actitud de los protagonistas, quizás con la excepción del comportamiento de Kevin Jenkins, el bajista, no fue la que toda actuación debe requerir.

Salvo por ciertos momentos de una mayor intensidad, la disposición de todos los músicos, incluida Shemekia, me resultó excesivamente fría y relajada y, aunque ellos parecían pasárselo bien sobre las tablas y el respetable por lo visto disfrutó plenamente de su show, creo que en muchos momentos se echo en falta ese punch que siempre supone ese plus añadido tan necesario para que la conexión artista – público sea algo más satisfactoria que la que vivimos esa noche.

13

Aunque quizás con mis apreciaciones esté siendo excesivamente duro con los protagonistas, después de las sublimes descargas a las que hemos tenido el placer de asistir durante estos dos últimos meses con Bruce Springsteen, Neil Young, The Quireboys, Uli Jon Roth o Mike Farris como protagonistas, la verdad es que uno tenía depositadas muchas más expectativas y esperaba bastante más de una figura del Blues como Shemekia Copeland.

6

Posiblemente, de haberse realizado el evento en un emplazamiento más adecuado, tras haber leído las recientes crónicas de su fantástica actuación en el Festival de Blues de Béjar, en un ambiente mucho más idóneo, ahora no estaríamos hablando de esta forma y estas consideraciones no tendían cabida ni sentido.

Una verdadera lástima, ya casi habíamos olvidado ese sabor agridulce con el que a veces nos vemos obligados a regresar a casa.

Lo dicho, una lástima !!!

14

Texto y Fotos: Jose A. Serrano

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1