Komentarios

  • Home
  • /
  • Crónicas
  • /
  • Crónica de KING KOBRA + TABÚ en la sala Razzmatazz de Barcelona

Crónica de KING KOBRA + TABÚ en la sala Razzmatazz de Barcelona

Crónica de KING KOBRA + TABÚ en la sala Razzmatazz de Barcelona

10

KING KOBRA – TABU.  08/06/2015.  SALA RAZZMATAZZ 3.

Después de un mayo esplendoroso en cuanto a actuaciones se refiere y unos primeros días de junio carentes de actividad alguna, menuda semana, dura pero reconfortante, la que nos espera con los conciertos, además de éste, de Mike Farris el jueves en la sala Bikini, The Quireboys-Rock Goddess-The Golden Grahams en la sala Razzmatazz por un lado y acto seguido y a continuación Robert Jon & The Wreck en la sala Rocksound el viernes y la sesión continua con King King-Uli Jon Roth-Praying Mantis-Danny Vaughn-Rockworkz el domingo en la Daurada Beach Club de Vilanova i la Geltrú.

Y todavía se nos quedará en el tintero, debido al solapamiento con este último y la lógica imposibilidad material de asistir a ambos, el que ofrecerán los franceses Sticky Boys también el domingo en la sala Rocksound.

8

Una verdadera lástima, quizás la oferta sea excesiva y hasta cierto punto agotadora y estresante pero hay que reconocer que no están nada mal los planes previstos para la semana, eh ?

Veremos que tal lo llevamos el lunes y cuando podrán ser publicadas sus respectivas crónicas con este prácticamente inhumano ajetreo que supone tan desmesurada vorágine y avalancha de actuaciones !!!

En fin, como ya decíamos el otro día, sarna con gusto…….

Pero vamos a centrarnos en las descargas que protagonizaron Tabú y King Kobra el pasado miércoles en la pequeña de las salas Razzmatazz.

1

De la mano y gracias a la promotora Kivents, abriendo nada más y nada menos que para la mítica formación norteamericana King Kobra, volvían a los escenarios de la Ciudad Condal los barceloneses Tabú.

Formados en el año 2006 por David García, cantante, y José Ángel Sánchez, batería, y ya con tres discos en el mercado, “Ven a mi” de 2008, “Romper con Todo” de 2010 y “Destino” del 2014, Tabú a día de hoy ve completada su formación con las incorporaciones de Jordi Gorchs “Periko” a la guitarra y Alfred Morón al bajo.

Si a la experiencia adquirida tocando en diferentes bandas antes de formar definitivamente Tabú añadimos los diez años que ya llevan como grupo y que en su curriculum cuentan con el honor y el prestigio de haber abierto para nombres tan importantes como pueden ser H.E.A.T., Bonfire, Wig Wam o Praying Mantis, sin duda alguna no estamos hablando de unos principiantes o unos novatos en esto del negocio musical.

7

Y que decir de las estrellas de la noche ?

Cuando hablamos de King Kobra no sólo estamos haciendo mención a una de las tantas buenas formaciones que surgieron en aquellos dorados e inigualables años ochenta, creo que los estadounidenses son bastante más que todo eso.

Desde que se formaran, allá por el año 1983, el grupo, podríamos decir que de Carmine Appice, siempre ha gozado de una sin par aceptación y reputación gracias tanto a la calidad de todos y cada uno de los integrantes que la formación siempre haya podido tener como por la gran notoriedad y valía de la mayoría de sus composiciones.

Es difícil reunir un elenco de nombres tan importantes, si hablamos en términos de Hard Rock, como los que han colaborado o han ido desfilando por las filas de King Kobra a través de los años.

16

Desde la inútil pero inestimable aportación inicial como compositor de Earl Slick, la compañía discográfica acabo desestimando el trabajo de éste para el primer disco de la banda, figuras tan destacadas como Kick Axe, Gene Simmons o Paul Stanley han prestado sus canciones para que artistas de la talla de Mark Free, Mike Wolfe, Johnny Rod, Mick Sweda, Johnny Edwards, Jeff Northrup, Kelly Keeling o Paul Shortino hayan estampado su personal sello acompañando durante la toda la singladura de King Kobra a las siempre dos cabezas visibles de la formación, Carmine Appice, ex-batería de Vanilla Fudge, Rod Stewart y Ozzy Osbourne, y a su fiel vasallo y guitarrista David Michael Phillips, ahora David Henzerling.

Dos impresionantes primeros discos, “Ready to Strike” de 1985 y un “Thrill of a Lifetime” mucho más AOR de 1986, con dos inolvidables actuaciones en territorio nacional, que sumados a los altibajos que supusieron sus siguientes tres obras, “King Kobra III” del año 1988, “The Lost Years” de 1999 y “Hollywood Trash” de 2001, y a sus últimos y de nuevo reconocidos trabajos, “King Kobra” de 2011 y “King Kobra II” de 2013, con un sonido claramente más endurecido, son todo el bagaje de una de las mejores pero más inestables bandas de la historia del Hard Rock, el Glam Metal y el Rock Melódico.

12

Aún así, una importante producción para un grupo que, de no haber sufrido el inevitable azote y los avatares que las modas siempre cíclicamente provocan y no haber visto interrumpida su carrera en diferentes ocasiones, podríamos citar las destacadas aventuras y periplos de Carmine y David en Blue Murder, Guitar Zeus, Icon o Lizzy Borden, a buen seguro, a día de hoy, no estaríamos hablando de ellos como de una formación de culto, que sin lugar a dudas lo son, sino como de una de esas pocas bandas que resultan elegidas para gozar del favor mayoritario del gran público.

A veces uno mismo, sin quererlo, es su peor y más temible enemigo.

Pero vamos a por lo que fueron ambas actuaciones.

9

Tabú, puntuales con el horario previsto, salieron al escenario de la sala Razzmatazz 3 con una distribución algo peculiar, imagino que fruto del poco espacio que los yanquis les cedieron de sus ya de por si limitadas dimensiones.

La batería, apenas iluminada,  estaba situada en el extremo derecho, David García inmediatamente a su lado y el resto de la banda ocupando el centro y la zona izquierda de las tablas pero con un “Periko” también victima de las innecesarias y mortecinas sombras que las pobres luces de la sala no atinaron a dar vida.

Se les quedaba pequeño el escenario ?  Sinceramente, creo que si y la posterior actuación de King Kobra, al ser otro tanto de lo mismo, fue la incontestable confirmación de estas palabras.

4

Con estos inconvenientes como premisas pero con unas enormes dosis de energía y ganas de hacerlo pasar bien a todos los asistentes se presentaba el cuarto catalán ante un público que debía superar la media entrada.

Su show se baso prácticamente por completo en su último y más maduro trabajo, “Destino”, tocando tan sólo tres temas de sus otros dos álbumes más una estupenda versión, a modo de homenaje, del “Cuerpo a cuerpo” de Sangre Azul.

3

Empezaron, como en su postrero disco, con la potencia y armonía de “Escúchame” y “Nada” para, acto seguido, continuar haciendo la primera concesión a sus otras obras con “Dame” de “Romper con todo”.

Todo parecía ir sobre ruedas, el sonido les acompañaba y los asistentes empezaban a dar muestras de estar satisfechos con lo que la banda les estaba ofreciendo.

Siguieron “Destino” y, tras el pequeño respiro de su medio-tiempo “Jaula de Cristal” con su pegadizo estribillo, sonó una de las piezas más coreadas de la noche, el tema “Cuerpo a Cuerpo” de los madrileños y añorados Sangre Azul que por lo visto dedicaron a un sector del público que venía de presenciar recientemente otra de sus actuaciones.

2

Con el ambiente ya decantado totalmente a su favor continuaron con “Hoy por Ti”, también de su segundo larga duración, la preciosa balada “Contigo Estaré” y la marcha y potencia de “Tan Solo” otra vez de “Destino”.

El tándem formado por Jordi Gorchs a la guitarra y Alfred Morón al bajo imprimían la fuerza y vistosidad necesarias para contrarrestar la poca movilidad, a causa del escaso espacio disponible, de David, su cantante, logrando de esta forma que no pasasen desapercibidas unas canciones que a buen seguro no merecen este tipo de suerte.

Con la contundencia de “Siempre Locos”, única concesión a su primer disco “Ven a mí”, y “Sueños” finalizaron aproximadamente cincuenta minutos de una más que notable actuación de un grupo, que sin despuntar en ningún aspecto en concreto, se muestran muy compactos y competentes.

Merecen que les tengamos muy en cuenta en un mercado, el nacional, tan falto de grupos que despunten practicando este estilo de música, el muchas veces infravalorado Hard Rock Melódico.

6

Y les tocaba el turno a los tantos años esperados King Kobra.

Mucho a llovido desde que esos imposibles cardados y rubios oxigenados de mediados de los ochenta deleitaran al mundo entero pero King Kobra, actualmente compuestos, además de los originales Carmine Appice a la batería, Johnny Rod al bajo y David Henzerling a la guitarra, por el joven Jordan Fizz a la otra guitarra y Paul Shortino, ex Rought Cutt, a la voz, sin duda alguna siguen haciendo bueno aquel refrán que reza: Quien tuvo, retuvo.

Y vaya que si retuvieron !!!

Su actuación, aunque magnífica, en mi opinión no fue todo lo absolutamente sublime que cabía esperar pues, a pesar de los incansables esfuerzos de casi todos los músicos, especialmente de la bestia escénica que resulta ser el bueno de Johnny Rod, y de que las interpretaciones fueron todo un alarde de técnica y potencia, se notaba que algo no acababa de funcionar.

15

Quizás la excesiva relajación de la banda en cuanto al vestuario se refiere, salieron a actuar como poco tiempo antes del concierto les pudimos ver en calle cuando imagino que se dirigían que a cenar algo, y la, a veces, desconcertante frialdad de Paul Shortino, que a menudo parecía deambular sobre el escenario como no encontrando exactamente su lugar, ensombrecieron un tanto una valoración general que de nunca debería haber sido así.

De todas formas me gustaría dejar claro que su show, de no ser por estas nimieces que no nos acabaron de gustar a los que imagino esperábamos más y todavía teníamos en mente la imagen y la música que el grupo practicaba en sus años dorados, fue más que meritorio y desmentir aquellas críticas, que más de una he tenido la oportunidad de leer, que dejaban por los suelos las condiciones vocales que  Mr. Shortino exhibió en la gala.

13

Como ya he dicho, a veces a Paul se le notaba un tanto fuera de lugar e incluso es posible que en ocasiones todo pareciese indicar que no sabía del todo bien la letra de la canción de turno y estuviese dubitativo a la hora de hacer gala de sus mejores registros, pero para nada fue el tremendo desastre que algunas malas lenguas han tenido a bien proclamar a los cuatro vientos.

Vivir para ver !!!

Todos podemos tener un mal día, que no es el caso, pero creo que es sumamente injusto desprestigiar y tirar por el suelo de un caprichoso plumazo años y años de una afamada carrera que siempre ha estado plagada de éxitos y en la que, creo que de manera más que justa, a base de trabajo y esfuerzo Mr. Shortino ha logrado ser digno merecedor de incontables piropos y elogios.

11

Todos sabemos que sus cualidades nada tienen que ver con las que Mark Free exhibía en los primeros discos de la banda, pero creo que, tras dos discos de enormes canciones y gran aceptación, todos deberíamos ir haciéndonos a la idea de que aquellos King Kobra es muy difícil que puedan volver y que los actuales son lógica y ostensiblemente distintos.

Pero volvamos a lo que dio de sí el concierto.

Después de una breve “Intro” comenzaron a sonar las notas de “Ready to Strike” para deleite de una parroquia que cada vez llenaba más la pequeña de las salas Razzmatazz.

A penas sin tregua alguna y con un Johnny Rod totalmente desatado, era él quien decía al resto de los integrantes de la formación donde debían situarse para poder dar rienda suelta a sus constantes saltos e idas y venidas por todo el escenario, vinieron “Tear Down the Walls” y “Knock ‘Em Dead” de sus dos últimos discos.

14

Un pequeño bajón de revoluciones a nivel musical, el ambiente para nada decrecía, a cargo de “Shadow Rider” y de nuevo a por todas con “The Ballad of Johnny Rod”.

Es posible que si se notase una mayor excitación en la respuesta del respetable cuando hacían acto de aparición los temas más añejos del grupo pero no creo que fuese para tanto y en la medida como he leído en otros medios.

A continuación vino una de las sorpresas y uno de los momentos más álgidos de la velada, Mr. Rod se arrancaba con un fragmento del “Wild Child” de W.A.S.P. para dejar constancia de su corta pero intensa etapa en dicha formación.

No creo que fuera la mejor y más acertada elección, John ni participo en su composición ni estaba en la banda cuando ésta apareció publicada, pero no cabe ninguna duda de que con esta breve interpretación de las estrofas de la canción, una de las más representativas de la producción del grupo de Blackie Lawless, consiguieron sobradamente el objetivo perseguido, desatar la euforia de todos los asistentes.

b

Así las cosas continuaron, volviendo de nuevo la vista atrás y sin quitar para nada el pie del acelerador, para que sonaran las notas de un magnífico “Hunger” y dar paso a otro de los momentos memorables de la noche.

Paul Shortino, rindiendo homenaje al malogradamente desaparecido y grande entre los grandes Ronnie James Dio, se marcó también unas interactivas estrofas del enorme “Heaven and Hell” de su etapa en Black Sabbath con la entusiasta participación del público incluida.

Momentazo, si señor !!!  Una de las grandes voces activas del Hard Rock rindiendo pleitesía a todo un mito. Inolvidable !!!

“Monsters & Heroes”, su single de 2010, “Iron Eagle”, una de las dos únicas concesiones a su aclamado “Thrill of a Lifetime” y “Runing Wild” sirvieron para dar paso, entre algún problema que otro de sonido, al corto pero efectivo solo del jefe, Carmine Appice.

a

Demostradas las dotes baterísticas de su líder y alma máter, siempre discreto, a la sombra y parapetado tras los parches de su instrumento, vinieron, para finalizar casi hora y media de actuación, “Raise Your Hands to Rock”, “Turn Up the Good times” y “Have a Good Time” entre las protestas de un Johnny Rod bastante enfadado por los problemas con los micros de los encargados de hacer los coros a Mr. Shortino y los imprevistos y ensordecedores acoples que de tanto en cuanto y desgraciadamente se producían.

Resumiendo una gran actuación que posiblemente no haya acabado de dejar todo el buen sabor de boca que la mayoría deseaba e imaginaba, quizás equivocadamente, pero que con toda seguridad habrá servido para sacar bastantes espinas y cicatrizar más de una herida causada por la tardanza de King Kobra en aterrizar por tierras catalanas.

Quedan aún muchas…. pero una espinita menos !!!

5

SET LIST TABÚ:

Escúchame / Nada / Dame / Destino / Jaula de Cristal / Cuerpo a Cuerpo / Hoy por ti / Contigo estaré / Tan solo / Siempre Locos / Sueños

SET LIST KING KOBRA:

Intro / Ready to Strike / Tear Down the Walls / Knock ‘Em Dead / Shadow Rider / The Ballad of Johny Rod / Wild Child / Hunger / Heaven and Hell / Monters and Heroes / Iron Eagle / Running Wild / Drum Solo / Raise Your Hands to Rock  / Turn up The Good Times / Have a Good Time

c

Texto y fotografías: Jose A. Serrano

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1