Komentarios

  • Home
  • /
  • Crónicas
  • /
  • Crónica de KATATONIA + AGENT FRESCO + VOLA en Barcelona

Crónica de KATATONIA + AGENT FRESCO + VOLA en Barcelona

Día lluvioso, fresco, oscuro y gris sobre la ciudad condal y no se me ocurre mejor música acompañante para tan bucólico escenario que el cartel que teníamos delante de nosotros. Un cartel confeccionado con gusto y con cierta pátina de lo que la promotora gusta ofrecernos. Tres bandas que coquetean con sonidos diferentes y cuya finalidad no es hacer música porque sí. Sino una forma de entenderla con tacto delicado para tejerla con finura y lograr un resultado pasmoso.

Motivo de alegría es entrar a la sala y ver que no ha sido mermada en espacio como en anteriores ocasiones. Así la 2 de Razzmatazz presentaba un buen tono incluso a la hora de los primeros teloneros, que en este caso sería VOLA.

Los de Copenhagen acudían a la cita para presentar su nuevo trabajo “Inmazes”. Con una frialdad y con timidez propia del que se embarca en una primera gira por toda Europa dando apoyo a una banda de la talla KATATONIA, resolvieron su concierto de no más de 30 minutos. La gente con actitud expectante pero sin terminar a enganchar, quizá por desconocimiento o porque el tipo de música se me antojaba un tanto experimental. Sin duda VOLA crecerá y evolucionará y dejará de ser el último en el cartel para convertirse en cabeza. Por falta de entrega y afán no quedará.

El siguiente en la lista y en aparición sería AGENTE FRESCO quien ya mostró sus cartas y su buen hacer el julio pasado en el Be Prog de Barcelona.agentfresco-2 La banda liderada por Arnór Dan Arnarson es una propuesta diferente donde los integrantes aparte de ir a mil revoluciones, tocan varios instrumentos e interactúan con un portátil para dar volumen y cuerpo a las canciones.

Visto con distancia pudiera parecer que cada uno interioriza su papel y realiza su propio concierto, concentrado en sus quehaceres ya sea teclados, guitarra o el mencionado portátil. A destacar el enérgico y tenaz batería que aporreaba la batería contundentemente para marcar el acelerado paso a sus compañeros.

Marcando las distancias los islandeses pueden llegar a recordar a LEPROUS y sin embargo en un giro del tema tras los movimientos quebradizos del cantante, un tono scremo aparece sobre el escenario. El tipo de música no acompaña a bailes y pogos como otros subgéneros, pero incluso así la gente parecía congelada y con los pies y manos pegadas al cuerpo.

Frío se mostró el público en partes de la actuación aunque al final, a base de insistencia, largos temas, deslumbrantes pasajes instrumentales y con el buen hacer de los músicos algún tema como Dark Water o Autumn Red recibieron aplausos.

Nunca había visto a Katatonia en sala y el anhelo era latente. Así que impacientemente esperé la hora de la penumbra y el comienzo del concierto. KATATONIA nos descubrían los temas de su nuevo trabajo llamado The Fall of Hearts que desde aquí recomiendo su escucha con atención.

Comenzaba el show justamente con la que más me gusta con la entrada de su suntuoso piano y la velocidad el tema. Me dio la sensación que el directo iban los temas un poco más lentos que el disco. Bajo tenues luces y compacta oscuridad transcurrió gran parte del concierto donde KATATONIA apuesta por poco espectáculo visual y centrarse en la perfecta y precisa interpretación de sus trabajos sin distracciones por el sentido de la vista.

Con “Serein” siguió el concierto que arrancó con ritmo alegre y con un final alargada a ritmo de vértigo corriendo a oscuras por un túnel teñido de rojo.katatonia-7 Curiosidad por ver cómo las nuevas incorporaciones tocarían temas que los abanderan como “Teargas” o “Criminals”. Sin duda, una de las joyas que nos regalaron Jonas y los suyos que fueron cantadas a pleno pulmón por los casi 600 personas de la sala, ondulando sus cuerpos al compás.

Por momentos resultó demasiado lento el tempo del concierto sobre todo en temas como “Saw You Drown” donde resaltaban los contrastes entre temas, como por ejemplo la siguiente “Evidence”. Canción redonda con un pausado inición, empujón, cambios de ritmo y desesperado final.

Con más de la mitad del concierto ejecutado faltaban los temas que, una vez vistos, uno puede pensar: “Menos mal que no me lo he perdido”. Me refiero a “Soil’s Song” y a “Old Hearts Falls”. En este punto aprecio la clara y excelente voz y lo bien que casa con el resto de instrumentos.

Nos resistíamos a marcharnos sin un poco más de la dosis de KATATONIA. Así que tras la insistencia nos regalaron nada más y nada menos, que “My Twin” , “Lethean” y “July”.

Sin riesgo a equivocarme digo que fue una más que acertada despedida para este genial concierto, que fue subiendo de intensidad a medida que iban cambiando los grupos. Empezando por unos que dan sus primeros pasos pero con largo camino por recorrer; continuado por unos semiconocidos por la gente de Barcelona que marcaron y dejaron claro cuál es su forma de entender sus conciertos y KATATONIA, que poco se puede decir de la banda de sobrios movimientos y complejas estructuras musicales.

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1