Komentarios

Crónica del WACKEN 2015

Wacken4

Casi puntual entré al Wacken Holy Land con el sonido de la sirena cautivadora que llamaba a filas a la compañía. Era el último día pero para mí era el primero así que el sábado fue debut y despedida en esta 26º edición del 2015. Crónica del WACKEN 2015.

Antes del acceso paseo por el pueblo para ver el efecto de dos días de festival, barrizal, lluvia que sin duda no melló el ánimo de los acostumbrados lugareños y los resistentes norteños.

Desde buena mañana ya sonaba la música como reclamo para empezar un soleado día desde la carpa y los negocios aledaños para desayunar. Caras de cansancio pero de gratitud por el buen sol que brillaba alto en el cielo. Aprovechando las horas tempranas para comprar en el merchandising y para desayunar en abundancia para un día entero y casi sin pausa el que tenía por delante.

Mi plan era bien fácil, elegir la ruta de conciertos tampoco fue complicado saltando de escenario en escenario viendo a grupos apetecibles. Debido al poco tiempo, nada de descubrimientos y directamente a por las mejor viandas del menú.

Pude comprobar, una vez pasada la tormenta, la magnitud de la misma por el mal aspecto de los jardines, las calles, los tenderetes y sobre todo el recinto lleno de barro de grandes charcos. Multitud de zapatos abandonados por la mala fortuna de haber sido engullidos por ese lodo negro y pegajoso de pasto de vaca que engullía sin piedad.

Una vez dentro directamente a ver a KATAKLYSM. Los canadienses fueron los que me introdujeron rápidamente en materia con ese potente death metal que los caracteriza. Se presentaban en el Party Stage con no mucha afluencia de público. Demasiado temprano para ser el último día y quizás también primera noche en que se podía dormir sin miedo a que el cielo se cayese sobre las cabezas.

Wacken Kataklysm 3

Con la responsabilidad que debe ser tocar en Wacken los de Maurizio hicieron un buen concierto y eligieron cortes de diferentes álbumes como “In Shadows And Dust” o “The Black Sheep” y “Thy Serpents Tongue” del último trabajo “Of Ghosts and Gods”.

Cambio rápido por los secos caminos que se iban haciendo en medio de barrizal para llegar bien cerca de POWERWOLF en uno de los escenarios grandes. Así pues puntuales y tras los anuncios que nos hidratemos –cómo si no hubiese ya bastante agua- empezaron los alemanes. Ahora si con más afluencia de público y bajo un fuerte sol de agosto.

Muy buen concierto con el público animado por la bondad del tiempo y porque ya era hora de que la fiesta continuase a las 13:15 de la tarde. Buena puesta en escena con todos los atuendos requeridos y el cartón piedra en su sitio. No había tenido muchas oportunidades de verlos antes pero me gustaron y a todos mis compañeros también. Activos y con empatía hacia el público hicieron un buen aprovechado concierto. Podría ser que el año que viene los tendremos por nuestras tierras.

Sin moverse mucho de escenario, cambio al Black Stage para ver a una banda con la que siempre me quedo con ganas de más, AMORPHIS. Los finlandeses con ese estilo propio mezclando desde el más asfixiante death hasta el más complejo progresivo quisieron llenar toda la amplitud del escenario grande de Wacken.

Con el pelo corto pudimos ver a Tomi que no paró ni un minuto centrando tu setlist en su trabajo “Tales from a Thousand Lakes”. El sol seguía cayendo valiente a las primeras horas de la tarde y ya se empezaban a ver los primeros gorros para evitar males mayores. Como siempre se acabó rápido el concierto – una hora y cuarto de duración. Para despedir pudimos escuchar “Vulgar Necrolatry” de Karelian Isthmus , ”Better Unborn”, “Against Widows” “My Kantele” de uno de sus primeros Trabajos, Elegy

Cambio de nuevo de escenario pero esta vez con parada incluida para el merecido avituallamiento, así que un poco de comida y una frías cervezas para combatir el calor, sí, calor.

Pues con más energía a ver a DANKO JONES, la revelación canadiense, que sin duda unos de sus mayores activos, es la energía que desprende. El solo con sus dos acompañantes no sudaron para cubrir todo el recinto de buenos guitarrazos, gritos y ese hardrock fresco, duro y coherente.

No fue tan multitudinario como su predecesor de escenario, POWERWOLF ya que estaba a caballo entre el concierto de Stratovarius y Skinred. Mi elección fue la banda de Toronto que nos deleitaron enérgico temas como “Do You Wanna Rock” , “First Date” , “Sugar High” o “Gonna Be A Fight Tonight”. Bromista y parlanchín como poco, Danko gustó. Para finalizar la actuación “Bring On The Mountain” donde se acordó de grandes roqueros ya fallecidos.

_DSC0692

Después de una buena dosis de lo que podrías ser Speed Hard Rock –invento al canto- tocaba el grupo o mejor dicho la superbanda del día ROCK MEETS CLASSIC. Nada más y nada menos que Mat Sinner con otros cuantos “jefes” del metal se habían reunido para interpretar temas junto a la Bohemian Symphony Orchestra de Praga.

Para este concierto se hizo acompañar por Joe Lynn Turner, Michael Kiske, Dee Snider, Marc Storace Krokus y la guapa y joven con ese registro sinfónico que casa perfectamente con el adn de la super banda, Jennifer Haben de Beyond The Black que apareció con el guitarra de su misma banda, Christopher Hummels. Hacía solo una pocas horas que tocaban en el W:E:T Stage y otra vez sobre el escenario.

Pues con esta alineación y la melodía de Bohemian Raphsody saltaba Marc para el primer clásico, de AC/DC “Thunderstuck” y para animar al público con esta excelente fórmula. Aparición de los integrantes de Beyond The Black para dar voz y guitarra a “In the Shadows” y “Rage Before The Storm” que se ha convertido en el himno oficioso de Wacken.

wacken125

Era la banda que más ganas tenía de ver y de momento no me había equivocado. Saltó sobre el escenario el Sr. Lynn Turner para interpretar “I Surrender” , “Stargazer” y “Spotlight Kid” de su paso por Rainbow.

El siguiente invitado Michael Kiske que fue uno de los más flojos, como si pasase por allí y mira, voy a cantar unos temas para la gente. Como no, “I Want Out” sonó pero antes, dos menos conocidas como “A Little Time” y “Kids Of The Century”, raras estas dos últimas de todo el repertorio a elegir.

Notas de Piratas de Caribe y el verdadero frontman del metal, Dee Snider y su contagiosa potencia y como casi 80.000 personas pueden saltar y bailar siguiendo sus órdenes. Sin olvidar su lucha en contra de los selfies, para encarrilar la recta final, adivinen, Twisted Sister. “You can’t stop rock’n’roll” , “We’re not gonna take it” , “The Price” y “I Wanna Rock” fue el resumen de su carrera.

El definido por el propio Dee como el himno del metal, “Highway to Hell” con todos los artistas sonó como nunca hubiera imaginado. Exaltación y clímax colectivo en el mejor de las actuaciones del día, sin duda. Así el autodenominado el Dell “Fucking” Snider de Twister “Fucking” Sister se convirtió en el señor de Wacken.

Sin otra mejor opción fuimos a ver al escenario vecino a BLOODBATH. Bueno, los más flojos del día bajo el insistente sol y el barro aun presente bajo nuestros pies. Quizá en otro lugar, otra hora, sin tanta luz y quizás no después de un grupo como el anterior hubiese entrado mejor, pero un grupo de death metal con tintes black a pleno día es como menos antagónico e incompatible.

La superbanda que ahora encabeza Nick Holmes no supo conectar conmigo ni con muchos de los que presentes. La única sorpresa, la colaboración de Dan Swanö que interpretó el tema “Eaten” para cerrar el concierto.

Wacken3

Tiempo de otro avituallamiento, unos buen Wacken Nacken bien cargados de salsa barcacoa y una buena jarra de cerveza bien fría para recargar filas y volver a la batalla con el comandante Joakim.

SABATON era el siguiente en mi running order particular y el penúltimo de la jornada. Esto se estaba acabando y ya me estaba entrando melancolía por abandonar aquel querido barrizal. Al final uno se acostumbra a andar a horcajadas, a detenerse sin dejar de mover los pies por no ser engullido y a soportar ese olor a barro oloroso.

A las 20:30 escuchaba de lejos en el Black Stage “The Final Countdown” y “The March To War” que marcaba el inicio de SABATON, pero hasta el más fuerte guerrero debe aprovisionar. Concierto estupendo el de los suecos, con la noticia que éste iba a ser grabado en DVD por eso iban todos vestidos de militar, incluso los ayudantes.

Mucha gente había elegido a SABATON pero ya se veía a mucha gente sentada el suelo y el recinto ya empezaba a vaciarse. Muchos días y muchas energías perdidas en luchar en contra de la mala leche del clima.

Sobre el escenario dos tanques uno de ellos para la batería, pirotecnia y a carreras por todo el escenarios. De todos los conciertos del día fue en que más crowd surfers vi, hasta el beer man tuvo que surfear.

Un setlist sin muchas sorpresas con “Ghost Division” , “Carolus Rex” , “Panzerkampf”, una de las más aclamadas “Swedish Pagans” a parte de la hiperactividad de los integrantes. Para despedirse “Night Witches”,”Primo Victoria” que hizo saltar a todo el mundo y “Metal Crue” .

Unos integrantes contentos y agradecidos por tan buena respuesta con un Joaquin bromista, -según él, Michael Jackson lo llamó para ser su guitarrista cuando era un niño- seña de identidad. Sin duda son un fenómeno dentro del metal que con su belicoso estilo han escalado muy alto. Intercambio de halagos y saludos mientras “Dead Soldier’s Waltz” anunciaba la despedida.

_DSC1007

¡Snif! Último concierto y el festival llegando a su fin con la leyenda viva del heavy metal y una de las bandas que ayudaron a inventar este género, JUDAS PRIEST. Tercera vez en el mismo verano pero con la misma ilusión. Los originarios de Birmingham igual que otros legendarios como Black Sabbath y de donde el sacerdote Halford ha sacado su canción de entrada al escenario, “War Pigs”.

Con un setlist y puesta en escena bastante igual al que van ofreciendo en todos sus conciertos no pudiero faltar “Battlecry”, “Dragonaut” o “Victim of Changes” y el gran grito final donde se vio el cansancio acumulado por la larga gira.

La balada para dar un poco de descanso con “Beyond The Realms Of Death” de su Stained Class, lanzado el año en que nací, casi nada. A partir de aquí, imaginad si encadenan “Jawbreaker”, “Breaking The Law” cantada por 30.000 personas y “Hell Bent For Leather”. Pero si además, vuelven con “Electric Eye”, “You Have Got Another Thing Coming”, “Painkiller” y la grandiosa “Living After Midnight”, ¿Qué?, pues así estábamos todos los presentes.

Con todos estos temas, la multitud rugía ante la descarga de vatios y los temas clásicos, aunque se vio a Rob con la voz un poco ronca al principio y con su atuendo clásico tachonado. La audiencia de Wacken se inclinó ante JUDAS PRIEST alzando y ofreciendo sus cuernos bien altos en el cielo.

csm_mudfighter_ts-front_pre_cd993d8c93

Tocadas las doce de la noche y con “…Living after midnight, rockin’ to the dawn…” enfilaba camino del transporte y así dejar atrás la tierra sagrada embarrada de la edición del 2015. Muy acertado el slogan “Rain or Shine” esta vez con el añadido “Mudfighters”. El mejor parado, el señor que empezó a vender botas de agua de granjero. Divertida escena a los heavys mostrando todo su atuendo metal y sus galones vestidos con las plásticas botas verdes de agricultor. Supongo que el más grande festival del mundo, ocurren las cosas más grandes.

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1