Komentarios

Crónica del último día del HELLFEST 2015

Ambiance_Metalcoholiks_MiquelRaga_015_p

Sensaciones encontradas en la última jornada del festival donde las ganas de una propia y cómoda cama para recuperar horas de sueño no llegaban a eclipsar las ganas de más música. Necesitábamos nuestra dosis de metal para dejar de pensar que todo este poblado artificial erigido en virtud de este gran género de la música en horas quedaría desierto y borrado del mapa. Además era el día de la que creo que fue una de las grandes incongruencias del Running Order, hacer coincidir At The Gates con In Flames. Podría haber sido una memorable jornada para los amantes del sonido Goteborg, pero por algún motivo nos encontramos con este desafortunado solapamiento.

Pasadas las 13:30 horas, se avecinaba un bolzao en el Mainstage 01… Red Fang a tope!. Temazos de principio a fin y un fiestón entre el público, a pesar del solazo que apretaba, dignos de mencionar.

Red-Fang_Metalcoholiks_Roger-Navarro_001Los de Portland descargaron un repertorio de lo más bestia!

Temas como “Hank Is Dead” o “Prehistoric Dog” amenizaron un espectáculo directo y a la yugular! El público, como digo, motivado a tope y unas sensaciones impresionantes.

Uno no se cansa de presenciar espectáculos de esta talla, pero cada vez que los vemos… es un regalo!

Seguimos esperando para poder volver a disfrutarlos en nuestra ciudad. Si hay algún promotor leyendo estas humildes líneas, por favor, no olvidéis traer cuanto antes a estos fuguras!

Turno de uno de los grupos que más me gustan y uno de los grupos que se mantiene firme a sus líneas maestras sustentadas en el death metal, Dark Tranquillity.

Dark-Tranquillity_Metalcoholiks_Roger-Navarro_009Como siempre un Mikael pletórico de energía y proximidad con una voz bien entrenada que retumbaba por todo el departamento del País del Loira. Para sus cuarenta minutos, eligieron las canciones que el público quería escuchar como The Sciente of Noise que abrió el recital pasando por uno de los estribillos más coreados, ThereIn y Misery’s Crown que fue la elegida para rematar el regalo.

Hiperactividad en todos los músicos, incluidos las dos nuevas incorporaciones, el bajista y el nuevo guitarra. Mucha gente la que se acercó al Mainstage 2 para ver a los suecos, que probablemente hicieron uno de los mejores conciertos del festival bajo un caliente sol bien posicionado en la parte alta.

Morgoth_Metalcoholiks_Roger-Navarro_002Antes de ver uno de los platos fuertes del Festival, y para cobijarme un poco del sofocante calor en Clisson, me fui al Altar a ver si descubría alguna banda nueva. Me decidí por ese escenario cubierto porque ya minutos antes del bolo se agolpaban bastantes fans. En el cartel del escenario ya podía leerse… Morgoth.

Death Metal con un fuerte estilo propio fue lo que nos ofrecieron los alemanes. Una sopresa, sin duda, para algunos que, como yo, no habíamos tenido la oportunidad de disfrutar de un directo de la banda.

Muy potente, pero a la vez francamente técnico. Marc Grewe (voz) demostró que puede hacerse un espectáculo diferente con muy poca cosa. Que bien se mueve este tio en el escenario! Te quedas con ganas de más, pero… todo llegará!

Pasadas las 18:30 horas y todavía aguantando un sol de justicia, daba comienzo uno de los directos que un servidor estaba esperando desdes que, dada la baja de otra banda, se incorporó al cartel a Cavalera Conspiracy.

Cavalera-Conspiracy_Metalcoholiks_Roger-Navarro_006Bolazo increíble, a pesar de los problemas técnicos (paró el sonido) que se sucedieron al final de la actuación. Un Max Cavalera totalmente entregado nos deleitó con temazos ya clásicos para mis oídos.

Potente y destructivo como un tanque, la banda brasileña fue de lo mejorcito de la edición de este año. Me gustaría destacar el tema “Killing Inside”, en directo… una burrada!

Visita al temple para presenciar uno de los grupos más divertidos. Alestorm, que con su pirata metal se convierten en animadores perfectos de la fiesta. Hasta los topes estaba la carpa para acudir a la taberna pirata con los escoces para unirnos al abordaje. Colchonetas, inflables en forma de tiburón o palmera, parches, sombreros piratas todo valía para ser bienvenido a la horda.

Parranda colectiva donde no puede faltar la cerveza fría y los estribillos pegadizos para cantar de mujeres y alcohol hasta desgañitarse como por ejemplo Keelhauled. Pese a las letras repetitivas sobre conquistas y victorias, buena interpretación de este tipo de folk metal en su vertiente más guasona, como Drink o Rum.

Definitivamente si la gente quería fiesta pirata en la taberna, con el alcohol a raudales, contando épicas victorias, conquistas y batallas dieron una buena dosis.

Epica_p

Quien me conoce, sabe la fijación que tengo por Simone Simons, su dulce voz, su interpretación, representar y plasmar la música. La gente se iba acercando al Mainstage 2 para presenciar a Epica igual que lo hizo Odiseo al escuchar a las sirenas con su voz inmovilizadora. Una voz atrapante y dulce que encierra todo en una divina envoltura.

Por momentos al cerrar los ojos y escuchar la voz, la brisa sugería una evasión al bosque de las ninfas. The Obsesdive Devotion y Victims of Contiengecy fueron de las más aclamadas.

En contraposición a la cantante, la desgarradora voz de Mark Jansen y la actividad del resto de la banda balanceó el espectáculo. La larga y sinfónica despedida con Consign to Oblivion donde Mark convierte a Epica en un grupo de Death.

Samael, sí elegí Samael en vez de Limp Bizkit. Tenía ganas de más Black Metal y sería el último de esta edición. Así que los suizos fueron mi elección para esta siguiente hora. No tuvo tanto éxito a decir por la gente enfrente del escenario.

Empezaron con los temas que les dieron a conocer en los inicios de los noventa como Black Trip, Celebration of the Forth o Son of Earh. No se dio la alianza perfecta entre el público y el grupo, servidor incluido y las expectativas volcadas en este grupo, que nunca había visto en directo, se cumplieron muy justas.

Samael_p

Quien en su sano juicio querría perderse la reunión del año. Ni siquiera Mikael de DT lo quiso. Apunto que fue uno de los solapamientos dolorosos del festival, ya que mientras In Flames iba a reventar el segundo escenario principal, At The Gates haría saltar por los aires el Altar. Uno de los más esperados y uno de los mejores conciertos del certamen que pude presenciar. Nos visitaban, nada más y nada menos que uno de los padres del sonido Gotenburgo.

At-The-Gates_Metalcoholiks_Roger-Navarro_001Como cabe esperar, vigoroso y multitudinario concierto el de los suecos que no dejaron escapar la oportunidad de demostrar que si quieren, pueden. Porque, ¿Qué tal si la segunda canción ya es Slaughter of the Soul y la útltima Blinded by Fear. Pues eso, tralla y perla tras perla. Locura propia con una de mis favoritas Suicide Nation. Poco respiro y poco descanso el que nos dejaron Tomas y sus compañeros. Las pocas energías que teníamos se fueron diluyendo a golpe de bajo y bombo. Pero que mejor que inocular energía que con Nausea. Así fue llegando el final del concierto, aunque un poco más no hubiese estado de sobra

Ultimo escenario a visitar y último grupo a escuchar. El desenlace del festival correría a cargo de Nightwish. Quizá no despierte tanta captación que las primera épocas y quizás, según mi punto de vista, Floor no pueda desarrollar todo su potencial de soprano y gutural dado la vertiente más lírica de Nightwish. Pese a lo anterior, para mí fue un excelente final. Un grupo que teatraliza las canciones y que cuida los detalles de la puesta en escena. Así el cabecilla Tuomas se escondía detrás de sus teclados engarzados por las ramas de un tronco de árbol cortado.

Canciones cantables por el más que joven público, sobre todo las más conocidas como She is My Sin, Storytime o Stargazers. En todas ellas Floor destacó por encima de todos los instrumentos, pero no como debiera. Sonido poco favorable para la cantante que no brillo más por un volumen bajo. La movido y bailabre Last Ride of the Day fue la despedida del concierto y la del festival. Para nosotros “Last Song of Hellfest”.

Tres grandes días de música excelente acababan de concluir y no quedaba más que regresar al autobús para viajar a casa y recopilar toda la información. Hora de analizar y evaluar lo afortunados que somos de pertenecer a este mayúsculo mundo de tantos contrastes. De poder asistir a eventos como el que bajaba el telón tras de nosotros en Clisson. Eventos de reunión de múltiples edades con un sólo propósito, disfrutar del buen trabajo de otros en armonía.

!Larga vida al Hellfest!

(Texto y Fotos: Miquel Raga y Roger Navarro)

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1