Komentarios

  • Home
  • /
  • Crónicas
  • /
  • Crónica de Carcass, Obituary, Napalm Death y Voivod en Barcelona

Crónica de Carcass, Obituary, Napalm Death y Voivod en Barcelona

_DSC8211

Juego de tronos en los reinos del metal extremo donde se libró una dura batalla para conseguir la coronación como el rey. De este modo se puede resumir el Deathcrusher que la tarde de domingo hizo tambalear a Barcelona a golpe de decibelios y experiencia.

La tan anunciada y larga gira que había sido capaz de congregar a los “duros” del lugar estaba encabezada por los veteranos CARCASS y OBITUARY, los hiperquinéticos NAPALM DEATH junto a VOIVOD. Un cartel pensado por y para los que gustan del metal entendido de una forma extrema y cruda.

Días antes del concierto ya se anunció el cambio de sala de la mediana a la grande por la gran acogida en la ciudad condal de esta gira. Grandes colas para entrar y mucha gente fogueada en cientos de conciertos queriendo acceder para no perderse ninguna actuación. Al final, muy buena entrada desde un buen comienzo a pesar de la temprana hora.

Puntual empezó VOIVOD su actuación con ese distinto y personal thrash metal que siempre suena a fresco. Curioso caso el de los canadienses que nunca han conseguido despegar como gran banda pese a su larga carrera. Sin ninguna intención de rendirse, entre los temas más conocidos como “Voidod” o “Ripping Headaches” nos mostraron otros para dejar claro que siguen intentado demostrar la peculiar forma de interpretar. Se vio unos músicos que claramente estaban disfrutando de su tiempo con los gestos cómicos y la contagiosa energía. A remarcar la precisión de los cambios de ritmo y los riffs de guitarra interpretados con precisión relojera.

Cambio de escenario y la aparición de los explosivos NAPALM DEATH que dividió a los asistentes entre halagos y comentarios desdeñosos. Sin yo ser gran amante de esta banda ni del grind core, la experiencia de verlos hizo que me sintiese contagiado por esa electricidad que desprende el siempre joven Mark Greenway  ataviado con pantalones cortes y camiseta de manga corta, que quedó bien empapada de sudor.

_DSC8280

Tan altas subieron las revoluciones en la sala que, a parte de los famoso mosh pits se vio algún que otro espectador volar por encima del público. Rápidos y cortos temas que no dejan tiempo para respirar ni para ellos ni para nosotros. Entre tema y tema, pequeño speech de Mark en castellano, hasta donde le llegó el vocabulario.

Gran acogida de los nuevos temas de su último trabajo “Apex Predator” como “Smash a single digit” o la demostración de riffs de “How the years condemn” interpretadas con la misma pasión y caótica energía que las clásicas como “Suffer the Children” o “Siege of Power”. También vitoreada la versión de “Nazi Punks Fuck Off” perteneciente a Dead Kennedys.

Tocadas las ocho y media de la noche y siguiendo de forma estricta el horario, uno de los pioneros de la escena del death metal, OBITUARY empezaba el show. En cada crónica agradezco el ajuste y respeto de los horarios que hacen más fácil compaginar el tiempo dedicado a los conciertos y la temprana hora de finalización que ayudan, y mucho, empezar a trabajar al día siguiente.

Como en todo hay diversas, discutibles y multitud de opiniones, pero OBITUARY fue para mí el que presentó mejor actuación. Encajados entre NAPALM DEATH y CARCASS podría parecen una frenada delante de unos sonidos y ritmos más secos y duro y justo eso fue lo que más me gustó, ese sabor a death metal añejo y con cuerpo. Un setlist donde se apostó por temas del último trabajo “Inked in Blood” lanzado el año pasado y los ineludibles clásicos.

_DSC8375

Densidad en tempos y melodías y esa forma peculiar de John Tardy de abalanzarse junto al palo del micrófono dejando que la larga melena cubra el rostro. Sigue estando muy en forma su garganta para interpretar los temas esa intransferible forma en que él lo hace.

Momentos de máxima efervescencia en la sala cuando sonaron temas de sus primeros lanzamientos como “Slowly We Rot”, “Intoxicated” o la acelerada “Don’t Care”. Los legendarios OBITUARY condensaron toda su potencia en, a mi parecer, corto show donde demostraron que tienen ganas de mantenerse en la posición privilegiada construida a base de una amalgama de contundencia, temperamento e indentidad. Sin duda los mejores de la noche, reitero.

_DSC8659

En el ínterin entre OBITUARY y CARCASS, pasadas las 21:30 empezaba la sorpresa que habían preparado para el evento de Barcelona, el llamado Absolute Power. Se trataba de la interpretación de un tema llamado “Land of Steel” con cierto olor a Power Metal con los integrantes de las bandas que habían participado en el del Deathcrusher a modo de superbanda y el vocalista Simon Efemey. En verdad no todos interpretaban, algunos se paseaban, coreaban o simplemente bailaban encima del escenario.

Una vez finalizada la sorpresa saltarían al escenario los brillantes CARCASS, los jefes del extremo, bueno, el jefe del extremo, Jeff Walker y su calcinadora voz. Una maquinaria bien engrasada incluso con esta última formación que ofrece a sus seguidores su producto. Esa marca propia que bien los ha encumbrado durante su trayectoria pese a los cambios de integrantes.

Tras el largo parón, el lanzamiento hace un par de año de Surgical Steel los trajo de nuevo a los escenarios y los resucitó para el deleite de los ávidos de la marca CARCASS. Tanto fue así que hasta los temas de este último trabajo fueron cantados casi palabra por palabra, a destacar, “Unfit for human consumption” que fue recibida con igual intensidad que “Buried Dreams” o “Incarnate Solvent Abuse”.

_DSC8816

El moderno CARCASS gustó y el mosh fue casi la tónica general en la parte central delantera de la sala. Así la elegida para comenzar fue 1985. Otros tantos aciertos con “Corporal Jigsore Quandary” o la que cerró, “Land of Steel” donde el público ya estaba desatado. En el repaso de su amplio y surtido de éxitos repertorio, también hubo momentos para mostrar la vertiente más melódica con “Heartwork” o “Keep on Rotting in the Free World”.

En resumen, un gran acierto de cartel donde cabe destacar la puesta en escena de NAPALM DEATH, sobre todo la de su cantante; la corroboración de Jeff Walker como una de las voces que marcan los tiempos del death metal y sobre todo ese calmado ajetreo que OBITUARY demuestra avisando que las viejas bandas no tienen ninguna intención de aflojar en su empeño de engrandecer el metal.

Queremos agradecer a HFMN Crew el acceso a la sala.

(Texto y fotos: Miquel Raga)

Deja un comentario

Escribe la respuesta * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
UA-40233734-1